Rodillos de Transmisión Directa

Los rodillos tope de gama de todas las marcas son los rodillos de Transmisión Directa. Si estás buscando una experiencia de pedaleo similar a cuando sales al exterior, con poco ruido y en el que no destroces la rueda de atrás, los rodillos de transmisión directa son lo que necesitas.

Mejores rodillos de Transmisión Directa del mercado en 2021:

Ventajas de los rodillos de transimsión directa

Seguro que llevas un tiempo mirando diferentes rodillos pero no te quedan claras todas las ventajas que tienen los rodillos de transmisión directa sobre el resto. ¿Lo tienes claro? Aquí te dejamos las ventajas más importantes:

  • Sin desgaste de la rueda trasera. Una de las grandes ventajas de estos rodillos es que tu rueda trasera no sufre. Ahorrarás en cubiertas y además la unión entre tu bici y el rodillo será más natural.
  • Baja emisión de ruido. Los rodillo de transmisión directa son los más silenciosos que existen. Aunque hay variaciones entre modelos, hazte a la ide de que el ruido será similar al que hace tu bici cuando vas por carretera.
  • Precisión en las medidas de potencia. Al tener directamente tu cadena conectada con el rodillo a través de su propia piñonera las medidas de potencia son muy similares a la realidad. Los rodillos de transmisión directa suelen tener como mucho un margen de error del 3% que es perfectamente asumible.
  • Simulación de pendiente elevada. Los rodillos de transmisión directa son capaces de simular grandes pendientes, de hasta el 25% de desnivel. La forma en la que realizan la resistencia hacen una recreación muy real de lo que sería estar ascendiendo esas pendientes.
  • Pedaleo realista. Sin duda este tipo de rodillos son los que nos permiten el pedaleo más realista de todos los tipos de rodillo que existen. Si cierras los ojos puede que las sensaciones sean muy parecidas a las que tienes pedaleando en carretera.
  • Entrenamiento divertidos. Los entrenamientos en rodillo no es que se caractericen por ser divertidos. Entrenas en casa en condiciones de calor y humedad diferentes a estar en la calle y miras directamente contra una pared. Una de las ventajas que más destacan de un rodillo de transmisión directa es la posibilidad de hacer un entrenamiento divertido realizando y programando entrenamientos que te harán disfrutar y estar entrentenido.
  • Conectividad y datos. La gran conectividad que tienen estos rodillos hará que puedas conectarlos a algún tipo de aplicación para entrenos virtuales, como por ejemplo, Zwift. Esto recreará para ti un entorno virtual de entrenamiento donde en una pantalla irás viendo en función de cómo pedalees a tu representación virtual en la carretera. Lograrás una experiencia muy cercana a la real e incluso podrás coincidir o competir con otros ciclistas que estén entrenando a la misma vez. Además, te proporcionará muchos datos útiles como la potencia, la cadencia o la supuesta velocidad. Esto permite que puedas programar un entrenamiento basado en potencia tal y como lo harías en la carretera.

¿Cómo saber si un rodillo de transmisión directa es el adecuado para ti?

Si realmente entrenas duro para mejorar tu nivel en bicicleta, el rodillo de transmisión directa puede ser una opción muy buena para ti. Pero, ¿seguro que no te vendría mejor comprar otro tipo de rodillo? ¡Esto es lo que tienes que saber antes de comprar cualquier rodillo!

  • Presupuesto. ¡Ojo! No son rodillos baratos. Son rodillos muy completos y eso lo vas a tener que pagar. Los rodillos de transmisión directa suelen ser los tope de gama de las marcas y, por tanto, la opción más cara en todas las marcas.
  • Espacio. Si la habitación donde quieres hacer rodillo es pequeña, un rodillo de transmisión directa te puede venir bien. Pero ten en cuenta que lo mejor es dejar la bici montada siempre. Con esto evitarás tener que montar y desmontar continuamente. Si ese no es tu caso, aún puede ser buena opción pero ten en cuenta que quitar y poner la bici al final se hace tedioso aunque suele tardarse poco.
  • Uso. Si vas a entrenar en rodillo de forma esporádica, es mejor que busques una opción más económica. No te saldrá rentable la inversión de comprar un rodillo de transmisión directo para usarlo en ocasiones puntuales.
  • Datos. ¿eres un fanático de los datos? Sin duda el rodillo de transmisión directa es tu rodillo. Todos los rodillos de transmisión directa son inteligentes y, por tanto, capturan muchos datos. Podrás medir de principio a fin todos los valores de tu entrenamiento y podrás ajustar perfectamente intensidades, duraciones, etc.
  • Estética. Está más que claro que los rodillos de transmisión directa son los más estéticos. Dependiendo de la marca puedes encontrar auténticas maravillas estéticas que, no te harán pedalear más fuerte, pero lucirán mejor en tu «pain cave» particular.

Mantenimiento de los rodillos de transmisión directa

Después de realizar una compra como la de un rodillo de transmisión directa conviene que sepas un poco más de cómo mantener el rodillo como el primer día.

  • Engrasar la cadena. Como si estuvieras rodando en tu bici normalmente, deberás engrasar la cadena para que los piñones vayan finos. Es una tarea que deberás hacer muy de vez en cuando puesto que al estar en casa, la cadena casi no se ensuciará.
  • Desenchufar si no lo usas. Aconsejamos siempre que no lo estés usando desenchufar el rodillo. Es mejor para que la vida útil de las piezas electrónicas sea mayor.
  • Limpiarlo o aspirarlo. De vez en cuando y, dependiendo de tu casa, deberás limpiarlo ligeramente y aspirar las partes internas por si se cuelan pelusas que pueda dañarlo. Además, ten en cuenta que sudamos mucho haciendo rodillo, para ello te aconsejamos siempre tener una toalla para que no caiga humedad en el rodillo (y en la propia bici).
  • Ajustar los cambios. Igual que haces cuando llevas tu bicicleta, deberás ajustar los cambios para que vayan suaves y cambien perfectamente.

Entrenamiento en un rodillo de transmisión directa

Aunque con un rodillo de transmisión directa la sensación y el entreno serán muy parecidos a estar rodando en la carretera, debes tener algunos aspectos en los que puede que no hayas pensado.

  • Puesta a punto. Ya lo hemos comentado en el anterior punto, pero debes mantener mínimamente los cambios para que estén limpios y engrasados o de lo contrario, habrá más ruido y los cambios rozarán.
  • Calor. Al estar entrenando bajo techo, tendrás mayor sensación de calor y humedad puesto que ya no te dará el aire en la cara. Por ello, te aconsejamos aumentar tu hidratación y comprar un ventilador y apuntarlo directamente hacia ti para evacuar el calor que vayas generando. Ten en cuenta además que esto puede hacer que tu rendimiento sea algo inferior en rodillo que al aire libre.
  • Alfombra. Te aconsejamos también el uso de una alfombra sobre la que pongas el rodillo. Amortiguará el ruido y recogerá el sudor que vaya cayendo.
  • Toalla. Si no quieres que tu bici y tu rodillo sufran por la caída constante de sudor te aconsejamos poner sobre el manillar una toalla para recoger el sudor de cada sesión. No olvides lavarla 🙂
  • Cullotte. Sin mucho misterio. Usa un cullotte típico de ciclismo. No cometas el error de entrenar con un pantalón de deporte.
  • Planifica las sesiones de entreno. No te subas al rodillo y a rodar. Dedica unos minutos a programar las sesiones e incluso utiliza alguna aplicación que te permita meter el entrenamiento para que vayas viendo cuando subir de intensidad o bajar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
TodoTriatlon
Logo
Enable registration in settings - general