Cómo evitar lesiones cuando montes en bicicleta

GuardarSavedRemoved 0
Puntuación0
Puntuación0
Rate this post

Todos sabemos que el triatlón es un deporte de alto rendimiento. Si de verdad vamos a tomarnos en serio este deporte, hay muchas cosas que debemos considerar más allá de asistir a diferentes competiciones. Factores como la alimentación, los tiempos y los tipos de entrenamiento o las lesiones, adquieren especial importancia a la hora competir.

Precisamente, de las lesiones vamos a hablar hoy. En concreto de cómo evitar lesionarse cuando montes en bicicleta.

¿Listo? ¡Comencemos!

1.   La bicicleta correcta

Comprar una bicicleta supone un desembolso importante de dinero, por eso debemos ser lo más “quisquillosos” posibles a la hora de escoger una. Debemos valorar el tamaño, materiales de fabricación, función principal y demás factores.

Debes sentirte cómodo con el manillar y el sillín, ya que pasarás horas en la bicicleta cada vez que la cojas.

Por último, antes de comenzar cada entrenamiento y cada competición, debes ajustar todo lo que a mecánica se refiere: revisar la cadena y los neumáticos, probar los frenos, ajustar los acoples si los tienes y verificar cada elemento que pudiera afectar a tu rendimiento en el recorrido.

2.   Los accesorios a punto

Está de más decir que es obligatorio contar con un casco, pero este debe estar en las condiciones adecuadas para protegernos durante el recorrido.

Lo mismo ocurre con las gafas de ciclismo. Fíjate en que no estén astilladas ya que  podrían presentar un riesgo tremendo para nuestros ojos; Las zapatillas de ciclismo también deben estar listas para el triatlón, la plantilla debe estar en condiciones y los tacos deben estar enganchados correctamente a cada uno de los pedales, ya que cualquier movimiento en falso que hagas con los tacos mal ajustados, podría causarte un calambre repentino.

3.   Calienta y estira antes de subirte a la bicicleta

En cualquier deporte es necesario calentar antes de comenzar la actividad y el triatlón no es la excepción.

Es cierto que en pleno triatlón no hay tiempo para calentar, ya que las transiciones se hacen entre una disciplina y otra, sin embargo siempre es recomendable llegar un par de horas antes de que comience la competición para hacer una rutina de calentamiento bastante completa.

En el caso de los entrenamientos, sí que debemos realizar un calentamiento previo enfocado totalmente al ciclismo. Después de terminar de entrenar, lo ideal es que estiremos.

4.   Ajustar a la altura correcta el sillín y manillar

Nos podremos ahorrar una enorme cantidad de molestias si ajustamos el sillín y el manillar correctamente antes de cada entrenamiento o competición.

Una persona experimentada es capaz de percibir cuando el ajuste no es el correcto. Con el paso del tiempo, podrás identificar esta situación solo con subirte a la bici.

5.   Fijar de manera firme el sistema de pedales

Entre todas las cosas que hay que verificar de la bicicleta, puede que esta sea una de las más importantes.

Si bien es cierto que las zapatillas van fijadas a los pedales, el sistema de pedaleo como tal se puede hacer más largo o más corto en comparación con sus ajustes de fábrica, quedando los pedales a su vez más cercanos o alejados del calzado. En ambos casos, dejar el sistema de pedales muy cerca o muy lejos de las zapatillas podría causar inmediatamente tendinitis o sobrecarga en los tendones, sin mencionar el estrés que induciremos directamente en las rodillas.

Para evitar esta situación, basta con llevar las llaves de ajustes y hacer correcciones antes de que empieces el entrenamiento o la competición.

6.   Descansar lo suficiente

El ciclismo por si solo es considerado un deporte de bastante estrés y carga muscular, si a eso añadimos otras disciplinas como la natación y el running, tenemos como resultado un cuerpo expuesto a una carga de trabajo muy alta, siendo motivo más que suficiente para descansar como es debido.

Algunos atletas confunden las horas de descanso con la poca dedicación o entrega, cuando es todo lo contrario. Un triatleta comprometido debe conocer sus límites de entrenamiento y descansar correctamente sus músculos, todo de una manera muy equilibrada para mejorar su rendimiento periódicamente.

Aquí no hay atajos ni trucos sencillos. El sobre entrenamiento es causa de muchas lesiones en el triatlón, así que vigílalo de cerca y trabaja correctamente para mejorar.

7.   Ejercitarse fuera de la bicicleta también es importante

En la bici prácticamente se trabaja siempre el mismo grupo muscular, así que este se verá mucho más afectado que el resto de músculos de nuestro cuerpo. Trabajar y entrenar en la bici es imprescindible para mejorar el rendimiento, pero nunca está de más realizar otro tipo de actividades físicas para entrenar.

Un poco de running, gimnasio o ejercicios naturales nos ayudarán a tener un cuerpo mucho más fuerte y preparado para cualquier actividad física. Las sobrecargas, esguinces o movimientos bruscos no serán un problema si entrenamos periódicamente todo nuestro cuerpo.

A ningún deportista le gusta estar inactivo por causa de una lesión. Sigue todos estos consejos y reducirás el riesgo de lesión.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado