¿Cómo respirar bien al nadar?

GuardarSavedRemoved 0
Puntuación0
Puntuación0

Cuando se hace alguna actividad física, sin importar si es de alta o baja intensidad, la respiración es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. El rendimiento entrenando o en el momento de competir depende, en parte, de la respiración (y de otro montón de factores, claro), así que es algo que no debes descuidar.

Aunque, lo que pasa con la respiración es algo bastante curioso ya que no se puede practicar como si estuvieras encima de una bici o corriendo unos kilómetros…

De todas formas, si la respiración es importante en cualquier ejercicio físico, en natación es casi aún más.

Para empezar, al realizar todos los movimientos bajo el agua, el cuerpo nota el cambio de ambiente, tanto a la hora de respirar como a la hora de moverte.

Al estar totalmente sumergido, la fuerza que se necesita para nadar es mucho mayor que para andar, sin contar que la resistencia será vera enormemente afectada. Si no me crees, realiza cualquier tipo de ejercicio (flexiones, sentadillas…) antes y después de nadar para que notes la diferencia.

El punto es que la respiración también se ve afectada y es un tema aún más delicado considerando que debajo del agua no se puede respirar. Muchas personas, inclusive, en el momento de comenzar a nadar por primera vez a un buen rendimiento, se ven en la tesitura entre esforzarse al máximo o cuidar sus reservas de oxígeno ya que se ven en la imposibilidad de hacer las dos cosas a la vez  (a mí me pasaba, por ejemplo).

El punto es que tener una buena respiración es vital y, por eso, hoy te traigo algunos consejos para que puedas respirar bien a la hora de nadar. Con ellos, te sentirás mucho más cómodo bajo el agua y podrás dar un mejor rendimiento sin siquiera darte cuenta.

¡Comencemos!

Tranquilidad ante todo

Al principio, me costaba bastante mejorar mis tiempos bajo el agua. Me desesperaba mucho la idea de estar estancado, pero cuando intentaba ejecutar cada uno de los movimientos lo más rápido posible, mi pulso se aceleraba y me veía en la necesidad de aspirar una mayor cantidad de oxigeno con más frecuencia.

Como no podía respirar de forma constante, la desesperación se hacía cada vez más frecuente e intensa, al punto que hasta tenía que parar. Sí, sé que suena tonto… pero lo dice alguien que nunca ha estado tanto tiempo en el agua dando un alto rendimiento y, seguro que como a mí, también les pasa a otras personas.

Para solucionar este problema, se debe comenzar con una buena respiración. No puedes correr si aún no sabes caminar y, hasta que no te conviertas en un pez en el agua por así decirlo, muy difícilmente podrás mejorar tus tiempos.

El estado de serenidad es fácil de alcanzar en una piscina, por ejemplo, pero en aguas abiertas, es una situación muy diferente.

La temperatura del agua, el nivel de la marea, la intensidad del sol, la lluvia… Son muchas situaciones a las que te debes enfrentar en comparación con las que puedes vivir en una piscina.  Por eso, es muy importante realizar sesiones de entrenamiento en mar abierto y contar con todo lo necesario para que te sientas realmente cómodo: gafas transparentes o cromadas, bañadores completos o bañadores turbo, nadar con uno o dos gorros… Cada atleta es diferente, así que debes descubrir lo que a ti realmente te hace dar un buen rendimiento ‘sin estorbarte’, por así decirlo.

Una mente tranquila es capaz de lograrlo todo y eso solo se consigue si logras un pleno estado de serenidad mientras nadas aunque la técnica es igual de importante.

La técnica es imprescindible

Con una técnica y movimientos poco efectivos, el consumo de oxígeno se incrementa ya que se necesita de una mayor cantidad de esfuerzo para mover el cuerpo en el agua.

Míralo como si fueses un coche que va a recorrer una gran distancia. Tienes que hacerlo gastando la menor cantidad de combustible posible mientras te mueves de manera efectiva y, ambas cosas, se consiguen con la técnica correcta y con una buena respiración que la acompañe.

Consejos prácticos

Hay 4 estilos diferentes para nadar, aunque solamente en 3 de ellos necesitarás una buena técnica. Si nadas de espalda por ejemplo, no habrá necesidad de que tengas las vías respiratorias sumergidas, aunque en ese caso también influye la respiración por cada brazada. De todas formas, veremos todo al detalle a continuación:

  • El truco de nadar en estilo libre, por ejemplo, está en sacar la cabeza a respirar del lado contrario de la brazada por cada dos o tres que des. Es decir, cada dos o tres brazadas, sacar la cabeza al lado contrario e inhala por la boca.
  • Para que tu pulso no se vea acelerado drásticamente, debes seguir el curso normal de respiración o, en otras palabras, exhalar el aire para inhalar uno más fresco nuevamente y eso lo debes hacer bajo el agua (expulsarlo). Esta técnica la tienes que repetir en todos los estilos y formas de nadar.
  • Cuando estés bajo el agua, el aire se expulsa tanto por la boca como por la nariz, para que así puedas expulsarlo todo de manera más rápida aunque, para comenzar, puedes intentarlo únicamente por la boca. Luego, poco a poco, verás que es mucho más efectivo hacerlo simultáneamente.
  • En el estilo mariposa, justo cuando tienes la cabeza afuera es el momento ideal para respirar y, en todos los estilos, el aire se toma únicamente por la boca ya que se consigue almacenar una mayor cantidad de aire mucho más rápido y con menos esfuerzo que por la nariz (sin mencionar que por la boca hay menos posibilidades de tragar agua por accidente).

No puedes afinar una técnica si no la practicas, así que también es cuestión de ser lo suficientemente constante.

Cuando repites una y otra vez todas las mecánicas y no se altera tu respiración más de lo normal, es cuando comienzas a buscar un mejor rendimiento y comienzas a exigir a tu cuerpo para obtener mejores resultados.

Independientemente de cual sea tu estilo favorito, la respiración es algo que debes controlar y eso solo lo logras con una técnica limpia.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado