Pulsómetros vs Ciclocomputadores: ¿cuál elegir?

GuardarSavedRemoved 0
Puntuación0
Puntuación0
5 (100%) 1 vote

Los datos y el rendimiento que tiene un ciclista son el pan del cada día si se tiene pensado mejorar.

El ciclismo y el triatlón han evolucionado bastante y, en consecuencia, también lo han hecho los métodos de entrenamiento y sus herramientas.

Antes de aventurarse en cualquier prueba de triatlón, es muy importante entrenar y pulir todos los aspectos de cada disciplina, siendo el segmento ciclista uno de los más exigentes en este aspecto. Por esta razón, actualmente, se recoge una enorme cantidad de datos que ayudan a determinar el rendimiento de cada deportista sobre la bici

Datos que van desde la velocidad máxima de salida, hasta la cadencia de pedaleo o el rendimiento sobre cierto grado de inclinación, algo totalmente impensable hace unos años atrás.

Pero, ¿cómo se toman todos estos datos? ¿Hay alguna herramienta mejor que otra?

Hoy haremos una pequeña comparación entre dos de los gadgets más populares en el mundo del ciclismo: el ciclocomputador y el pulsómetro. Veremos sus diferencias y similitudes, así como ventajas y desventajas de cada herramienta. De esta forma, podrás determinar mejor cuál se ajusta más a lo que necesitas como atleta. ¡Vamos con ello!

Similitudes

Ambos dispositivos tienen medidas parecidas y, aunque sus formas y dimensiones varían, su tamaño es muy parecido.

Si hablamos de funciones, ambos suelen tener en común:

  • Precisión en el GPS: ambos suelen tener funciones y características destinadas al sistema de mapeo. Con ello, podremos determinar nuestra ubicación, trazar rutas y ver el mapa de nuestro trayecto en tiempo real.
  • Precisión en las pulsaciones: ambos cuentan con un sistema bastante preciso para medir las pulsaciones.
  • Son ligeros: apenas notaremos que los llevamos.

Diferencias

Las diferencias más relevantes entre el pulsómetro y el ciclocomputador son:

  • El pulsómetro va en la muñeca. Gracias a su forma de reloj, la mayoría de los pulsómetros están diseñados para ir en la muñeca del ciclista. Esto suele dificultar un poco el proceso de comprobar los datos ya que hay que soltar una mano del manillar para poder verlos.

Teniendo en cuenta eso, podemos afirmar que el pulsómetro resulta más cómodo para otros deportes o disciplinas antes que para el ciclismo.

Algunos modelos tienen la opción de llevarlo en la bici. Son los pulsómetros con banda , los cuales miden el ritmo cardiaco a través de una cinta colocada en el pecho. Su precio es más elevado que el pulsómetro sin banda.

  • El ciclocomputador va en la bici: se coloca justo en el manillar y gracias a su diseño es mucho más sencillo mirar los datos que vamos obteniendo de nuestro rendimiento. Con el ciclocomputador prácticamente no hay que desviar la mirada

Pulsómetro vs Ciclocomputador: ventajas y desventajas

Empecemos por las ventajas de cada herramienta:

  • Pulsómetro: es mucho más versátil y cómodo de llevar, pudiendo utilizarse en diferentes disciplinas y deportes como el running o la natación (cuentan con protección ip waterproof).
  • Ciclocomputador: son varias. Primero de todo es que al ser una herramienta mucho más específica para el ciclismo, nos brinda una cantidad de datos mucho mayor, siendo excelente para los ciclistas que quieran dar el salto a un nivel más profesional

Además, los mejores ciclocomputadores son bastante exactos en cuanto a sus funcionalidades del GPS, haciéndola una herramienta más completa aun.

Como no todo puede ser perfecto, está bastante claro que cada herramienta tiene sus desventajas en comparación con la otra

  • Ciclocomputador: solo lo podremos usar en el segmento de ciclismo, por lo que es mucho menos versátil que el pulsómetro, aparte de que se trata de una inversión más específica para conocer nuestro rendimiento sobre la bici.

Algunos ciclocomputadores, dependiendo de su tamaño y precio, tienen dificultades para dar una buena experiencia en el mapeo. 

  • Pulsómetro: Dependiendo de la marca, precio y funciones, si el pulsómetro no está conectado a una cinta de pulsaciones, los datos que arroje serán menos precisos en comparación a un ciclocomputador (el cual si estará conectado).

¿Cuál elegir?

Es la hora del veredicto: ¿cuál dispositivo es mejor?

La respuesta es sencilla: ambos son excelentes apuestas.

Lo que sí podemos resaltar es que cumplen funciones similares aunque se usan en diferentes circunstancias.

Si estas planeando comprar un gadget para utilizarlo en varias disciplinas, el pulsómetro siempre será la mejor opción.

Además, algunos datos del ciclocomputador son bastante técnicos. Si estas comenzando en el mundo del triatlón, la mejor opción es un pulsómetro ya que los datos que arroja son más sencillos de comprender, lo que facilita el proceso de creación del primer plan de entrenamiento

Por su parte, el ciclocomputador es perfecto para los deportistas que quieran dar un paso al frente en el segmento del ciclismo. Es una excelente herramienta para entrenar en las pretemporadas, justo antes de cualquier evento de gran importancia.

La elección es sencilla. Dependiendo de tus objetivos como ciclista y, por supuesto, de tu presupuesto  (debes considerar que la inversión para el ciclocomputador será mayor), la elección de uno de los dos será pan comido.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado