¿Qué beneficios tiene entrenar en rodillo?

GuardarSavedRemoved 0
Puntuación0
Puntuación0
Valora este contenido

Para elevar el rendimiento en el tramo de ciclismo, hoy por hoy los atletas de triatlón utilizan diferentes estrategias y herramientas que complementan su entrenamiento convencional. Anteriormente, bastaba con duplicar el tiempo que un ciclista pasaba encima de la bici, pero en la actualidad las cosas han cambiado bastante.

Entre tantas tácticas, gadgets y herramientas que hay en el mercado, el rodillo para ciclistas es uno de los más utilizados a día de hoy ya que aporta múltiples beneficios que hoy te vamos a contar en detalle.

Si buscas mejorar tu rendimiento en la bicicleta, presta mucha atención a todo el provecho que le podrías sacar a un rodillo de entrenamiento

Más y más rendimiento con menos esfuerzo

Una de las características principales del entrenamiento en rodillo es la alta temperatura de entrenamiento. Las sesiones de entrenamiento en carretera tienen sus diferencias puntuales en comparación al entrenamiento que se realiza en una habitación y la más crucial de todas ellas es la temperatura.

Esta afecta en gran medida al entrenamiento, sin importar el tipo o la disciplina que se practique. Aunque parezca un punto en contra, si trabajamos con astucia, lo podemos convertir en un punto a favor.

Piénsalo. Si trabajas constantemente en un ambiente con temperaturas altas a baja intensidad, ¿cómo será tu rendimiento cuando entrenes en temperaturas normales? Está claro que será mejor. El rendimiento que obtenías con la baja intensidad se verá beneficiado por el ajuste de temperatura, que te hará sentir menos sofocado y mucho más cómodo al pedalear.

Mejor uso del tiempo de entrenamiento

Otra de las ventajas de entrenar en rodillo es que el tiempo de entrenamiento es ininterrumpido (si ordenas todo antes de entrenar). No hay factores externos que impidan el objetivo de un tramo o sesión en específico.

Muchas veces los semáforos, el tráfico, las subidas y bajadas en carretera entorpecen ligeramente la sesión de entrenamiento. Con el rodillo, esto no pasa ya que puedes pedalear y pedalear hasta cumplir el objetivo de la intensidad deseada, lo cual viene perfecto para los tramos cortos de alta intensidad.

Mentalidad de acero

La mentalidad que puedes llegar a desarrollar en el rodillo es abrumadora de verdad.

Entrenar en carretera depende de factores como el clima, la hora, la distancia y la lejanía del recorrido y muchos de ellos a veces interfieren con el tiempo que se dedica a entrenar sobre la bicicleta.

Con el rodillo no ocurre esa situación ya que prácticamente no se depende de nada. Eres tú y tu bicicleta en una habitación, así que puedes entrenar el tiempo que desees sin interrupción alguna, lo cual no solo te dará fortaleza física, también te dará fortaleza mental, la cual es de vital importancia en los deportes de rendimiento prologando y de larga duración.

Con la bici encima del rodillo, puedes entrenar hasta alcanzar o sobrepasar tus límites de entrenamiento, volviéndote cada vez un atleta más comprometido con tus objetivos y mucho más ambicioso que antes.

Mejora de cadencia y eficiencia del pedaleo

Al no tener que preocuparnos del manejo de la bicicleta, el entrenamiento en rodillo se centra básicamente en el pedaleo, lo que lo convierte en una excelente herramienta para mejorar la cadencia con la que pedaleamos.

Cuando se maneja la bici en carretera se vuelve complicado alcanzar altas cadencia de pedaleo por cuestiones que ya mencionamos (curvas, trafico, etc), así que el rodillo nos brinda la perfecta oportunidad de conseguir esas cadencias que en carretera nos cuestan alcanzar.

Nota: algunas personas utilizan el rodillo para trabajar el pedaleo individual de cada pierna, mientras la otra, descansa.

Control del esfuerzo empleado

Con el rodillo, tú decides qué tipo de entrenamiento quieres adoptar y qué nivel de esfuerzo vas a emplear.

Se puede trabajar las zonas de recuperación activa, la explosividad anaeróbica, la baja intensidad por periodos prologando, el esfuerzo sostenido por cierta cantidad de tiempo. Inclusive, puedes ir más allá y utilizar un potenciómetro para saber la distancia recorrida sin ni siquiera moverte del rodillo.

Las posibilidades son muchísimas, solo necesitas tener mucha motivación y las ganas de superar tu rendimiento cada vez más y más.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado